• CIC
  • Clínica Universidad de Los Andes

Proximas Actividades

Actividades Recientes

CIC

5-6-7 Julio 2018

I Simposio Internacional de Medicina del Sueño

Como una de las actividades principales de la alianza entre Compañías CIC y Clínica Universidad de los Andes, el jueves 5 de Julio se dio inicio al I Simposio Internacional de Medicina del Sueño. Este contó con expositores expertos a nivel mundial y una masiva participación de profesionales de distintas disciplinas.

CIC

5-6-7 Julio 2018

Cocktail de inauguración

Contó con la presencia de los equipos organizadores, participantes del Simposio y principales expositores.

CIC

5-6-7 Julio 2018

Muestra de productos CIC

Algunos de los mejores productos de Compañías CIC se pusieron a disposición de los participantes del Simposio para que pudieran conocerlos y disfrutar por unos momentos del mejor descanso.

CIC

5-6-7 Julio 2018

Muestra histórica Compañías CIC

Durante el Simposio Compañías CIC presento una muestra histórica que conmemora los 106 años de vida de la marca. Imágenes de distintos periodos de la Compañía reflejan la huella que ha dejado tanto en las familias chilenas como en la industria durante tanto tiempo.

Consejos

1

Ir a la cama solo cuando tengas sueño.

2

Realiza ejercicio fisico al menos tres horas antes de ir a dormir.

3

Levantate de la cama a los 15-20 minutos de no poder conciliar el sueño.

4

Evita la automedicación.

5

No uses la cama para comer, ver televisión o trabajar.

6

Levántate a la misma hora todas las mañanas.

7

Evita el consumo de café o alcohol dos horas antes de dormir.

8

La exposición a la luz natural en el día mejora la calidad del sueño en la noche.

9

Los buenos hábitos de sueño mejoran el rendimiento académico y laboral.

10

Evita dormir durante el día, si duermes siesta debe ser de menos de 45 minutos y antes de las 16:00 hrs.

1

No consumir sustancias excitantes o que contengan cafeína /teína (café, té, alcohol, tabaco, etc) especialmente durante la tarde o al final del día.

2

Cenar al menos dos horas antes de acostarse. Intentar ingerir una cena moderada, sin excesivos azúcares refinados ni proteínas. No irse a la cama con sensación de hambre. Puede tomarse algo ligero para favorecer la relajación antes de ir a dormir (vaso de leche caliente o infusión sin teína).

3

Si se despierta a mitad de la noche, no comer nada, de lo contrario podría comenzar a despertar habitualmente a la misma hora sintiendo hambre.

4

Realizar ejercicio físico moderado de manera regular preferentemente por la mañana y siempre al menos tres horas antes de ir a dormir.

5

Si se está tomando medicación hay que tener en cuenta que algunos productos pueden producir insomnio. Los estimulantes a la hora de acostarse y los sedantes durante el día pueden afectar de forma desfavorable al sueño. Evitar la automedicación.

6

Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora, incluidos fines de semana y vacaciones.

7

Es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño. Se debe procurar tener una temperatura adecuada y unos niveles mínimos de luz y ruido. Evitar pantallas brillantes previo a dormir.

8

Si es necesario se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, una ducha templada, beber un vaso de leche caliente, etc. Evitar solucionar problemas previo a la hora de dormir.

9

Reducir el tiempo de permanencia en la cama mejora el sueño y al contrario, permanecer durante mucho tiempo en la cama puede producir un sueño fragmentado y ligero. Si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos, salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño.

10

No tener a la vista ningún reloj, en el que pueda ver la hora, cuando intente dormir.

1

No consumir sustancias excitantes o que contengan cafeína /teína (café, té, alcohol, tabaco, etc) especialmente durante la tarde o al final del día.

2

Cenar al menos dos horas antes de acostarse. Intentar ingerir una cena moderada, sin excesivos azúcares refinados ni proteínas. No irse a la cama con sensación de hambre. Puede tomarse algo ligero para favorecer la relajación antes de ir a dormir (vaso de leche caliente o infusión sin teína).

3

Si se despierta a mitad de la noche, no comer nada, de lo contrario podría comenzar a despertar habitualmente a la misma hora sintiendo hambre.

4

Realizar ejercicio físico moderado de manera regular preferentemente por la mañana y siempre al menos tres horas antes de ir a dormir.

5

Si se está tomando medicación hay que tener en cuenta que algunos productos pueden producir insomnio. Los estimulantes a la hora de acostarse y los sedantes durante el día pueden afectar de forma desfavorable al sueño. Evitar la automedicación.

6

Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora, incluidos fines de semana y vacaciones.

7

Es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño. Se debe procurar tener una temperatura adecuada y unos niveles mínimos de luz y ruido. Evitar pantallas brillantes previo a dormir.

8

Si es necesario se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, una ducha templada, beber un vaso de leche caliente, etc. Evitar solucionar problemas previo a la hora de dormir.

9

Reducir el tiempo de permanencia en la cama mejora el sueño y al contrario, permanecer durante mucho tiempo en la cama puede producir un sueño fragmentado y ligero. Si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos, salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño.

10

No tener a la vista ningún reloj, en el que pueda ver la hora, cuando intente dormir.

1

Volver al horario normal una semana antes. Hay que readecuar los horarios al menos un semana antes para lograr un buen horario al entrar a clases. La idea es ir corriendo el horario de sueño 30 minutos por día hacia atrás para llegar a la hora adecuada.

2

No más de una hora de computador y otras pantallas. Las pantallas (computador, tablet, celular, televisión) mantienen alerta al cerebro y es bueno limitar su uso, especialmente en la noche. Es necesario evitar más de 1 hora de juegos de computación. Además de mantenernos despiertos, las pantallas desordenan nuestros horarios.

3

Dormir sólo en la noche y evitar siestas en el día. El horario de sueño se relaciona con algunos otros horarios como el de la alimentación. Lo ideal es mantener un horario de día para funcionar y dormir solo en la noche, evitando siestas. Además, se debe evitar dormir más allá de las 10 de la mañana para que no se dificulte tanto la adaptación al horario normal durante el año escolar.

4

Hacer deporte temprano en la mañana Realizar deporte temprano en la mañana ayuda a dormir mejor. Esto despeja y permite tener un día más activo y una mejor calidad de sueño.

5

Mantener un horario similar todo el año Es importante mantener un horario similar durante todo el año. Además, los niños y adolescentes deben dormir entre 8 y 9 horas por noche para tener un rendimiento adecuado en el día.

Programa de Medicina del Sueño

Ver más